REPARACIÓN Y SELLADO DE FUGAS

Sistema de reparación y sellado de fugas vivas sin soldadura, que se adapta a cualquier superficie y se aplica aún en ambientes sumergidos.

Morken provee un sistema de reparación de fugas compuesto por resinas y fibra de vidrio, y activado por agua, que se adapta a cualquier superficie, y se aplica aún en ambientes húmedos y sumergidos.

No despide vapores ni gases tóxicos y está probado para reparaciones a largo plazo o como protección anticorrosiva de tuberías, ductos y pilotes.

Este sistema no requiere de soldaduras longitudinales o transversales, es extremadamente fácil de aplicar, no interfiere con la protección catódica y está probado para reparaciones a largo plazo.

Asimismo cuenta con el mayor límite de elasticidad que cualquier sistema activado por agua y repara soldaduras, codos y tees con el mismo material.

Cinta de refuerzo de ductos: Es un sistema compuesto de fibra de vidrio de extrema resistencia, que sirve para reparar y reforzar las tuberías o estructuras dañadas tanto por la corrosión externa o interna, sin costosas y dilatorias interrupciones en el servicio.

Cinta de refuerzo ignífuga: Este sistema es utilizado en tuberías de alto riesgo dentro de zonas ignífugas en refinerías y plataformas marinas.

Kit de reparación de baja presión: El sistema de reparación para gas natural a presión, sella permanentemente fugas activas de hasta 60 psi (4 bar) sin necesidad de interrumpir el servicio.

Cinta de reparación subacuática: Este sistema consiste en un tejido grueso de fibra de vidrio pre-impregnado con una resina activable con agua que se endurece resultando en un revestimiento protector extremadamente duro.

Se emplea en ductos y pilotes subacuáticos, subterráneos o aquellos situados encima de la superficie de la tierra.

En refinerías y plantas químicas, donde las tuberías transportan productos que a menudo son altamente inflamables, tóxicos o corrosivos, el sistema de reparación y sellado de fugas proporciona un método inigualable para restaurar el flujo de productos, y el flujo de ganancias, en cuestión de minutos, en lugar de las muchas horas necesarias para cortar un tramo de tubería, y fabricar e instalar una nueva pieza.