REFUERZO ESTRUCTURAL EN FRÍO DE TUBERÍAS

Repare fácilmente en frío y sin soldaduras, llevando los ductos a su máxima presión operativa original.

Se trata de un sistema diseñado para reforzar y restaurar la capacidad de presión original de las tuberías degradadas por la corrosión (externa o interna) o daños mecánicos (abolladuras, raspaduras o pérdidas de espesor) garantizando las condiciones operativas originales.

Es un desarrollo único basado en un material compuesto de alta resistencia. Su configuración en forma de bobina le permite adherirse fuertemente alrededor del tubo de cualquier diámetro. Aplicado con un adhesivo patentado de increíble resistencia y de curado rápido, el sistema forma una bobina compuesta la cual excede la resistencia de la tubería original.

La bobina es utilizada para la reparación de defectos con hasta 80% de pérdida de material (espesor) o daño mecánico, permitiendo regresar a la tubería al servicio con el 100% de la máxima presión de operación permitida.

El sistema opera transfiriendo el estrés del defecto a la bobina por medio de un componente altamente resistente a la compresión. Se trata de un compuesto único en el cual todas las fibras de vidrio son alineadas de forma unidireccional de manera tal que logra una reparación altamente resistente. La resina en el compuesto ayuda a proteger la fibra de vidrio y conforma una memoria que ayuda a la instalación. Se puede colocar en tuberías de 4” a 56”.

Las reparaciones pueden ser terminadas mientras la línea está operando, eliminando así́ los altos costos de sacar la línea de operación.